COCINAR: ACTIVIDAD CIENTÍFICA

Ignasi Oró Badia
Profesor de Didáctica de las Ciencias Experimentales y de las Ciencias Sociales
FPCEE Blanquerna, URL

aComprender lo que pasa en la cocina puede ser un primer paso para aprender ciencias, y convertirlas en una actividad útil para la vida cotidiana 잭리처2 다운로드. Las distintas formas de cocinar los alimentos no son más que procesos físicos y químicos que modifican el producto inicial y dan lugar al producto final que será servido en la mesa 넷플릭스 자막. En la cocina se emplean útiles diversos, aparatos de apoyo, recipientes, que son necesarios para generar los procesos, como hervir, freír, cocer, cocinar a la plancha, al horno, congelar,…

En el contexto de la formación de maestros de Educación Infantil y Primaria, cocinar y observar lo que pasa en la cocina (en nuestro caso, en el laboratorio) nos ayudará, sin duda, a acercarnos a una ciencia asequible, a una ciencia que nos permitirá interpretar lo que sucede a nuestro alrededor y, por lo tanto, a proporcionarle un sentido pleno 다운로드. La línea de trabajo es muy clara: realizar prácticas que simulen los procesos que se dan en la cocina, a la vez que se reflexiona sobre la naturaleza científica de todo lo que se va haciendo 더캡틴 다운로드.

En el laboratorio, y en formato taller, podemos elaborar varias recetas con los recursos de que disponemos. Hervir diferentes alimentos (pasta, un huevo o un trozo de pollo) y observar tanto el proceso como el producto final 다운로드. También podemos preparar helados de distintos sabores (si disponemos de congelador). Estas actividades no dejan de ser similares a las que podemos realizar en el laboratorio de ciencias, con la diferencia de que partimos de materiales y procesos que son familiares para los estudiantes nwc 2 75. Este enfoque añade sentido al trabajo realizado y, sobre todo, presenta la ciencia como algo cercano y útil: más allá de aplicar una receta, nos aproximamos a la comprensión de los hechos y de los fenómenos implicados 다운로드.

Una buena iniciativa para los estudiantes de educación puede ser la construcción de un horno solar. Las virtudes son varias: permite comprender qué es y cómo se transmite la energía solar, cocinar con autonomía y evitar riesgos relacionados con la manipulación de la energía calorífica 유메 닛키 다운로드. Es fácil encontrar pautas para construir, en el siguiente enlace encontrará una que puede serle muy útil: construcción de un horno solar 푸른밤 다운로드.

Los diferentes procedimientos que se dan en la cocina pueden clasificarse en dos categorías: procesos físicos y procesos químicos. Siempre que hay cambios en las propiedades de los alimentos y no hay posibilidad de volver a la situación inicial, hablamos de cambio químico (hacer una tortilla) airvideo 다운로드. Cuando podemos volver a la situación inicial, hablamos de cambio físico (hacer un helado). A procesos fisicoquímicos en la cocina se exponen de forma detallada, que podemos observar y comprender desde un punto de vista científico, en cualquier cocina.

Los talleres de cocina realizados en los laboratorios de ciencias son, pues, una adecuada fuente de aprendizaje científico. La dificultad radica en pasar de la pura aplicación de la receta a la comprensión de lo que le está pasando a la materia; es decir, a los alimentos implicados en cada actividad concreta. Desde este punto de vista, podemos decir que cocinar es una actividad científica.

Para obtener más información consultar: Fundación Alicia